11 ago. 2013

¿Ves alguna diferencia? Estudio de dos casos grotescos

¡Atención! Este artículo contiene imágenes duras (en especial el CASO Nº2). No se recomienda seguir leyendo a personas con conciencia y sensibilidad humana


CASO Nº1
LUGAR: TAIWAN.  
SUJETO: Zhu Yu, 32 años.

Natural de Shanghai, este artista de 32 años se dio a conocer en la tercera edición de la bienal de Shanghai en 2000, cuando dejó boquiabiertos a organizadores y visitantes al preparar, con mantel y cubiertos, un banquete en el que se comió el feto que previamente había cocinado a la parrilla.

«Ninguna religión prohíbe el canibalismo. Ninguna ley dice que no se pueda comer carne humana. He aprovechado ese espacio vacío entre la moral y la legalidad para desarrollar mi trabajo», asegura el protagonista del escandaloso espectáculo.

Las fotografías de la exhibición de Zhu Yu en Shanghai -ahora repetida en el Reino Unido- han recorrido las entrañas de Internet durante los últimos dos años y en ellas se le puede ver devorando, parte a parte, un feto de seis meses procedente de un aborto.«Sé que hay gente que no cree que el bebé sea real, pero lo es. Me lo llevé de un colegio médico», asegura Zhu cuando se pone en duda la veracidad de su espectáculo.

El excéntrico autor asegura que la ingestión de la carne de feto le supo mal, le provocó náuseas e incluso le hizo vomitar varias veces durante la función sensacionalista, pero que siguió hasta el final para demostrar «el significado de la vida y la muerte».


CASO Nº2 
LUGAR: ESPAÑA.  
SUJETO: María del Carmen López Cañete, 54 años.

Natural de Andalucía, esta ama de casa cocina semanalmente para la familia su exitoso cocido de pollo y ternera. Sus hijos y consorte la adoran por el buen gusto que sabe darle al plato. Paco, su marido, suele repetir e incluso mojar con pan la 'pringá' que ella cariñosamente le sirve. "Está de rechupete y además es comida casera y sana como dios manda" -comenta él-. "Yo, la verdad, no soy de comer tantas porquerías como hay hoy día".

"Es muy fácil de elaborar este puchero"-explica Maricarmen-."Simplemente deben seguirse los siguientes pasos": 

1º ELEGIR UN PAR DE ANIMALES QUE ESTÉN VIVOS... Esto es fundamental, no vayamos a hacer la guarrería de comernos a los animales muertos como en el caso anterior. Si es una cría y hay que separarla de su madre no importa, los 'bichos' no sienten y mi EGO -en el siglo XXI- aún necesita matar para alimentarse de cadáveres. Lo importante es que estando vivos los animales LOS MATEMOS; así, como suena.


2º QUE 'EL CARNICERO' LOS DESTRIPE Y ME PREPARE UNAS 'ALITAS' Y UNOS 'TAQUITOS DE LOMO'... Es siempre importante confiar en un buen profesional. Desde el que trabaja en el matadero hasta el carnicero del barrio. Estos últimos, a golpes de eufemismos, nos explicarán que ese cadáver sangrante que acaban de matar, para hacer negocio, es sano y un rico alimento.




3º UNA VEZ LLEGAS A CASA PONES LOS TROZOS DE CADÁVERES EN UNA OLLA, LA CUBRES CON AGUA Y A HERVIR... La verdad es que aquí no hay mucha diferencia con el señor del Caso nº1. En vez de hacerlo a la parrilla optamos por un proceso sencillo de cocción del cadáver. Puede aderezarse con verduras y/o especias para que 'el muerto' sepa mejor (eso ya es a 'obscenidad' de cada cual).



4º LO SIRVES CON UN POCO DE CALDO Y PAN PARA 'PRINGAR'... Aquí también es igual que el Caso nº1. Se trata se masticar la carne y roer los huesos hasta dejarlos limpios. Puedes encontrarte venas y algún coágulo de sangre entre los restos de cadáveres, pero nada sin importancia... tu estado adoctrinado y zombificado de conciencia no notará el acto vomitivo que estás cometiendo.



Conclusión con el estómago revuelto:

Soy un hombre sensible y os prometo que me ha costado llegar hasta aquí. De verdad, he hecho de tripas corazón para recopilar estas barbaridades humanas y poder daros una opinión final. ¿Sabéis cuál es la única diferencia que yo observo? Zhu Yu, el único caso que he encontrado, al comerse un feto MUERTO acabó vomitando... Maricarmen, como millones de personas que justifican matar un animal VIVO para 'alimentarse', les inculca la costumbre a sus hijos. 
 
¡Oh my God!  
0_o
 


¡DESPIERTA! ¡AMBOS CASOS SON IDÉNTICOS! 
*****
¿DE VERDAD CREES QUE SÓLO EL PRIMER CASO ES REPUGNANTE?
*****
¡COMES CADÁVERES POR LA EDUCACIÓN RECIBIDA!
 ¡RESETEA Y RE-EDUCA TU VIDA! 
*****

Hoy día, con la información que existe, comer carne animal es claramente un invento para hacer dinero y mantener a una sociedad enferma
 
Cambia ya de vibración... 
Cambia a una nueva CONCIENCIA


4 comentarios:

  1. Las últimas frases me ponen los pelos de punta porque es la verdad... estamos dormidos y parece que nos está costando más de la cuenta despertar

    ResponderEliminar
  2. Hasta que punto estaremos adoctrinados, que hasta en mi caso, que llevo años sin tomar carne, y que incluso intento difundir información sobre ello,.........me impacta más el primer caso que el segundo, siendo como tu bien dices lo mismo.
    Con éste tipo de ejemplos la gente directamente te dice "no es lo mismo y punto" sin argumentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay NECESIDAD de cometer, y ser cómplice, de esos actos violentos e insconcientes a la altura histórica en que estamos. Debemos aprender a vivir y manifestarnos como el resplandor de nuestra quietud interna. No hay necesidad de violencia con ningún ser vivo u otra realidad.

      El problema es que el EGO no entiende estos argumentos, pues solo quiere autocomplacerse sin excusas ni decires. Cree además que esos animales les pertenecen y todo debe girar a su alrededor.

      Es dificil que la mayoría lo entienda por ahora, aunque poco a poco se irá instaurando el cambio.

      Besotes y abrazos.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.