26 may. 2013

Kasha

Cuando hablamos de Kasha estamos refiriéndonos al alforfón o grano de trigo sarraceno tostado. Este pseudocereal ya hemos visto que es muy usado en la dieta macrobiótica, así como que goza de gran popularidad en Rusia y el Este de Europa, debido a su alto contenido energético que ayuda a entrar en calor. Se puede preparar de mil formas, aunque hoy queremos hacerlo en su cocción básica y que viene muy bien como guarnición.


Realmente el grano de trigo sarraceno nos aporta proteinas de altísima calidad, así como vitaminas del tipo B, particularmente B2, B3, B5, B6 y ácido fólico o B9. También destaca por su aporte de minerales, siendo una excelente fuente de manganeso, magnesio, cobre y fósforo, además de aportar cinc, potasio, hierro y selenio. 

Para que luego digan que exclusivamente del reino vegetal no se puede vivir... En fín, disfrutadla.

Ingredientes

2 medidas de agua
1 medida de trigo sarraceno
1 cucharada de salsa tamari
1 cucharadita de sal no refinada


Ponemos el agua, el trigo sarraceno, la sal y el tamari en una cazuela tapada y a fuego rápido. Cuando rompa a hervir dejamos que continúe durante 2-3 minutos más y bajamos a fuego muy lento. Removemos y dejamos que se haga lentamente, con la tapadera puesta, hasta que se evapore el agua. Cuando esté listo, dejar reposar unos minutos. Puede servirse con perejil fresco picado y semillas de sésamo ligueramente tostadas.

2 comentarios:

  1. Muy interesante Maestro Zen! Un plato muy completo :) Este fin de semana he hecho unas estupendas compras ecológicas, y uno de los productos es el trigo sarraceno, que todavía no he probado. Estoy deseando experimentar con él!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Otro para ti y a disfrutar experimentando con esa compra.

    :)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.