28 may. 2013

Earthlings: make the connection

Muchos ya conocereis este fantástico documental sobre el comportamiento egoista del ser humano con el resto de animales. Pero para aquellos que aún no sepais de que va esta película os animo a verla. Aunque debo advertir que contiene imágenes bastante crudas pero totalmente verídicas y que ocurren día a día. A mí personalmente me costó digerir tanto sufrimiento.


¿Queremos seguir alimentándonos de animales? ¿queremos seguir vistiéndonos con pieles? ¿queremos diversión a costa de esclavitud? ¿queremos tener mascotas? ¿queremos esos cosméticos que realzan nuestra egoica belleza?  Seguramente os repugne lo que vais a ver pero, tras ello, si no sucede un cambio profundo en vuestro interior, debeis saber que sois 100% cómplices de los hechos. Cuando HAY conciencia HAY responsabilidad. No hay excusas, cada ser humano debe de estar a la altura de su Conciencia.

En pleno siglo XXI, el ser humano aún se cree el centro del Universo y ombligo del mundo. Ego y más Ego es lo que queda todavía por trabajar y desmantelar, pues el sufrimiento que existe hoy día en este planeta no es más que la manifestación de este Ego descontrolado que no hay forma de parar. Una de esas manifestaciones sigue siendo el creer que los animales son 'inferiores' y nos pertenecen. Esto es lo que se viene llamando 'especismo', el pensar que las otras especies que pueblan el planeta son 'mías', sintiéndonos dueño y señor de ellas a mi antojo. 

Empecemos de una vez a despertar y evolucionar en consonancia con la propia naturaleza. Nunca fue más cierto aquello de que si todos tuviesemos que matar nuestra comida, la gran mayoría seríamos veganos-vegetarianos...





2 comentarios:

  1. Muy buen post Maestro Zen! A mí me encantó, y me hizo abrir los ojos definitivamente! Porque no se trata sólo de los animales que nos comemos, también están los que utilizamos para vestir, los que torturamos a costa de divertirnos... Es muy, muy triste pero es la cruda realidad. Hasta que no ves imágenes tan duras como las del documental no eres realmente consciente de lo malos que podemos llegar a ser los humanos...
    Por suerte hay blogs como este que difunden el mensaje! Gracias! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo también para ti, Esther.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.