9 abr. 2013

Arroz integral en cocción básica

El arroz moreno es un alimento básico en la cocina macrobiótica, es un cereal integral con muchísimas propiedades y del cual es recomendable comerlo habitualmente. Los cereales en general son las semillas de las plantas y por tanto son 'dadores' de vida. El grano integral contiene siempre la memoría completa y la energía de la propia planta en potencia. Cada grano que procesamos y separamos en partes, ya no contiene esa energía y memoria completa, siendo imposible que el resultado cree una nueva planta. Esto dice mucho, pues aunque aporte nutrientes a nuestro organismo, no dejamos de ingerir un alimento procesado y sin la memoria que contenía.

Por ello, debemos acostumbranos a no ir en contra de la naturaleza y 'desnaturalizar' los alimentos. En concreto, debemos tomar siempre el grano de cereal de forma integral, con toda su memoria completa. Si nos desconectamos de la naturaleza estamos desconectándonos del Universo y, por tanto, de nuestro propósito en la vida.

Y dicho esto, vamos a enseñar a preparar arroz integral cocido en su punto. Muchas gente se pregunta de por qué es tan difcil cocer este arroz: o nos pasamos de agua y sale pastoso o bien se nos queda corto de la misma y nos queda muy duro. Vamos a mostrar la receta de como obtener siempre un buen arroz integral cocido tanto para acompañar nuestros platos, saltearlo con verduras o preparar cualquier otra cosa que se nos ocurra.


Ingredientes:

2 medidas de agua
2 cucharadas de salsa tamari*

1 medida de arroz integral
1 cucharadita de sal no refinada

Ponemos el arroz en un escurridor e introducimos dentro de un recipiente amplio con agua. Empezamos a lavar bien, removiendo los granos con la mano para ir quitando todo el almidón sobrante. Removemos el agua turbia que va quedando y repetimos el proceso hasta obtener un agua clara.
Ponemos ahora el agua, el arroz, la sal y el tamari en una cazuela tapada y a fuego alto. Cuando rompa a hervir dejamos que continúe durante 2-3 minutos más y bajamos a fuego mínimo. Dejamos que se haga lentamente, con la tapadera puesta, hasta que se evapore el agua. Cuando esté listo, removemos bien todo y dejamos reposar 10 minutos antes de servir.

*El tamari es opcional, si no teneis no pasa nada.

Nota: si al terminar la cocción y removerlo notais que está un pelín pegado no os preocupeis. Esa parte baja y tostada es la mejor, la más Yang o alcalina y muy rica en minerales.

6 comentarios:

  1. interesante forma de cocción, la próxima vez lo haré así, gracias por compartirla, saludetes!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy práctica, la verdad. Sale en su punto perfecto.

      :)

      Eliminar
  2. Pues la tengo que probar, porque no le pillo yo el punto del todo,....
    Ya te contaré!!

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado tu blog, todo lleno de recetas muy ricas y sobre todo muy sanas, me he pegado un buen rato paseandome por él y he descubierto cosas de esas que dicen...no te acostarás un dia, sin saber una cosa más. Me quedo como seguidora y te invito a que visites mi blog. Un saludo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola flormzn!

      Un placer tenerte por aquí. Pasa y ponte comod@. El blog y su propietario sólo intentan mantenerse en armonía con la propia naturaleza. Espero que sea de tu agrado.

      Abrazos.

      :)

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.