16 mar. 2013

¿Qué es el veganismo?

El término 'vegano' fue acuñado en 1945 en Gran Bretaña por la Vegan Society, designando a aquellas personas que evitan todo producto de origen animal tanto para alimentarse, vestirse o cualquier otro propósito. La propia Vegan Society  nos da una definición exacta al respecto:

El veganismo es un estilo de vida que excluye toda forma de explotación y crueldad hacia el reino animal, e incluye la reverencia por la vida. Se aplica a la práctica de vivir de los productos del reino vegetal para excluir la carne, el pescado, las aves, los huevos, la miel, la leche animal y sus derivados, y promueve el uso de alternativas para todos los artículos cotidianos derivados en su totalidad o en parte de los animales.

Por tanto, queda bastante claro que el veganismo incluye un aspecto sentimental y de ética animal, evitando matar, dañar o explotar a estos. Pero a la vez, estas prácticas también derivan en un interés por la propia salud a nivel físico, mental y espiritual.

Esta filosofía es una gran opción para empezar a comprender que la alimentación del ser humano no es algo estático y monolítico, y que si hubo un periodo de la historia en que era necesario comer carne, tendones y hemoglobina, no era más que parte de un proceso evolutivo. Hoy día, en el siglo XXI, ya estamos vivenciando que no es necesario alimentarse de la crueldad y sufrimiento animal. Cualquier nutriente esencial que necesita nuestro cuerpo está en el reino vegetal y por tanto debemos ir desprendiéndonos de la idea de que necesitamos ‘de todo’ para comer.

Desde este blog queremos fomentar las 'recetas veganas' pues es un gran principio para comenzar a experimentar que otra dieta es posible. Encontrarás en él una sección entera con recetas sin derivados animales (aunque sin adentrarnos en profundidades fisiológicas a la hora de elaborarlas), la cual servirá de ayuda a tod@s aquell@s que acaban de dar su primer paso hacia una alimentación más consciente.

Por otro lado, no sería tampoco acertado considerar el veganismo como el culmen de la sabiduría alimenticia, pues alcanzar la excelencia y la armonía con las leyes de la naturaleza no es atender sólo a la ausencia de sufrimiento animal. Debemos llegar a comprender también como funciona nuestro cuerpo en relación al universo.

Al menos, a todos aquellos que halláis decidido empezar a cambiar vuestra alimentación y la búsqueda de una dieta más justa, sabia y acorde con la naturaleza, bienvenidos a un magnífico comienzo. Animaos a experimentar que no es necesario ingerir para vivir nada animal.


4 comentarios:

  1. desde el punto de vista puramente biológico, el miedo y el estres que sufren los animales antes de la muerte vierte multitud de hormonas en su torrente sanguíneo,literalmente nos comemos el miedo...en unas horas voy a recibir mi alineacion de primer nivel de reiki,no comer carne en los próximos días (yo en realidad no la como nunca)es vital para una correcta sintonización;evitar la carne es un requisito de la mayoría de prácticas espirituales.Deséame suerte maestro que voy a por la maestría

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu interesante comentario.

    Te deseo lo mejor, amiga.

    Un abrazo amoroso.



    ResponderEliminar
  3. Me encanta el post. Otro mundo es posible :) Un cambio a nivel físico, espiritual y emocional es necesario, a la vez que cuando caminas hacia él, es estupendo saborearlo, sentirlo y vivirlo. Un abrazo :)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.