12 oct. 2011

La filosofía de este blog

Cuando uno crea un blog sobre filosofía de vida vegetariana, creo que es de suyo justificar la posición y creencia alimenticia de su autor. Son diversos factores los que pueden sustentar esta justificación, aunque en esencia es lo siguiente.

Hace años que vengo optando por una alimentación prácticamente vegana, aunque personalmente no me considero 'vegano' ya que no practico un veganismo 'ortodoxo'. Si alguien gusta de poner rótulos sería más bien un veganismo heterodoxo o vegetarianismo estricto, pero simplemente aspiro a ser yo mismo, sentirme libre y vivir más allá de las etiquetas.

Las recetas que he ido poco a poco ordenando y recopilando no contienen derivados animales de primer orden (carne, pescado, huevo, leche o miel), aunque llegado el caso sí consumo alimentos que puedan contener 'trazas' o algún residuo leve. He ido eliminando todo producto animal de mi dieta, pues así la conciencia me lo pedía.

El ir pasando por distintas etapas me ha hecho ver que es importantísimo respetar también los procesos evolutivos de cada individuo, ya sean sus fuentes de obtener energías los vegetales, la carne animal o el prana solar. Hay, por ejemplo, maestros Yoguis que con la energía del sol, agua y aire subsisten durante años sin dañar así a un sólo vegetal. ¿Qué deberían pensar de nosotros estos seres de 'alta consciencia'? No olvidemos de pronto que, hasta hace escaso tiempo, todo vegetariano venía alimentándose de la crueldad animal que ahora rechaza.

Hoy día, a muchos ya nos venía pidiendo el cuerpo que abandonásemos la ingesta de cadáveres de bajo nivel vibratorio. En cambio para otros, engullir un pedazo de carne, un vaso de leche o una ración de huevos semanales es algo vital y 'necesario'. Debemos ser conscientes también de los procesos evolutivos en que vivimos y respetar las exigencias ajenas. Querer convencer violentamente a los demás de los beneficios de nuestra dieta puede convertirse en un acto de egoísmo y crueldad peor que el ser carnívoro.

¿Quiere esto decir que es entonces importante y sano 'comer de todo'? No, no tengamos la mala costumbre de instalarnos de continuo en los extremos del pensamiento. Respetar los procesos alimenticios de los demás no significa que 'comer de todo' sea sano ni que vaya a traernos los falsos beneficios que nos prometen. No debemos caer en los engaños de la gran industria alimenticia y 'comer' lo que otros nos digan.

Por otro lado, el saber respetar tampoco quita que desde este blog prediquemos los beneficios de una dieta vegano-vegetariana y la posibilidad de vivir en una sociedad libre de sufrimiento. No es mi filosofía el 'obligar' a nadie a realizar un cambio en su vida o a buscar conflictos y posturas enfrentadas, pero si agitaré gustosamente la conciencia de aquellos que, como frutas maduras, estén a punto de caer del árbol. Dar un empujoncito a un suicida que duda en un puente y pide consejo es ayudarlo. Por tanto, los textos e ideas que aquí presentemos  tendrán la intención de invitar al lector a dar ese paso al vacío. Será pues este lugar un punto de encuentro para todos aquellos que quieran dar el cambio hacia una alimentación más consciente y sutil; una nutrición más acorde al momento histórico que estamos viviendo. La decisión final es cosa tuya.

Como hemos dicho, no creemos esa cantinela manida de que hay que 'comer de todo', simplemente creemos que hay que comer lo que cada uno crea necesario; y eso es 'con-ciencia' de cada uno en su libre albedrío. Es verdad que la alimentación es un acto fundamental para obtener nuestra energía diaria y poder desarrollarnos, pero también es cierto que podemos enfermar según qué y cómo lo ingiramos. Puede ser tan necesario 'comer bien' como no comer nada: ayunar. Esto último no aparece en ninguna pirámide alimenticia, ni siquiera en la vegano-vegetariana.

Yo opté por una alimentación libre de sufrimiento y angustia animal, pues me di cuenta que eso mismo lo estaba recibiendo en mí. A la vez, me resonó en la consciencia el no haber ya necesidad de matar para vivir. Un largo tiempo después de haber creado mi propia dieta en relación a ‘Mí mismo’ (y no a un Ego mental alineado), mi felicidad, salud y energías han aumentado exponencialmente. Por ello recomiendo alimentarse lo más vivo posible y tener conciencia amorosa con los demás seres vivos. Ir descubriendo la importancia de una alimentación a nivel fisiológico y no tan a nivel emocional o disfuncional.

Creo fielmente que 'somos lo que comemos', aunque también que conciencia, cuerpo y mente son sabios en sus respectivos ámbitos. Ordenemos nuestra mente y podremos atender a lo que nos pide el cuerpo; escuchemos a nuestro cuerpo para poder clarificar y ordenar mejor nuestra mente. Atendamos a lo que somos, nuestra conciencia, para poder dirigirnos correctamente en la vida. Recordemos que ésta no es más que un continuo proceso de trascendencia y evolución; os invito a despertar a una nueva realidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.