8 sept. 2013

Despedida...

Hoy es el último día de un pequeño proyecto el cual hace casi 2 años que empezó su aventura. ¡Cómo pasa el tiempo! Con él me propuse no más que compartir mis experiencias con aquellos que estaban interesados en cambiar a una alimentación más consciente. Creo en el fondo que si sólo a una persona le ha servido ya el esfuerzo a merecido la pena. Viendo los comentarios vertidos, las críticas en general y las estadísticas del blog puede uno irse satisfecho por haber participado con su granito de arena. La página seguirá suspendida en la red para aquell@s que el destino les tenga reservado un encuentro y un posible cambio. Afortunadamente este blog sólo es uno más de los miles de pueblan internet y están apoyando un nuevo hábito en la forma de alimentarnos.

Tras 3 años de comer sólo lo que produce la madre tierra tu conciencia cambia radicalmente. Es un hecho comprobado que es posible vivir de esta manera, y poco a poco la sociedad irá evolucionando hacia una alimentación más sutil y acorde a otros patrones. Mientras tanto, paciencia con los demás y a predicar con el ejemplo si así lo vemos.

Recomiendo también el hecho de no adscribirse a ninguna corriente alimenticia, si no ser nosotros mismos desarrollando una conciencia plena y amorosa en cada acto. No animo a nadie, por tanto, a ser vegano, vegetariano o marciano… sino a ser uno mismo descubriéndose y trayendo un nuevo orden a sus vidas. Siempre que me preguntan sobre mi estilo de vida y alimentación respondo lo mismo: yo no soy vegano, soy Ignacio. ¿Por qué adscribirnos a etiquetas que nos condicionan la vida? Aconsejo soltar todo tipo de esquemas mentales que nos impiden ser libres.

Decir también que he aprendido muchísimo de todo este proyecto, a la vez de tod@s aquellos que he conocido por aquí y hemos compartido cientos de opiniones. A veces puede que haya sido maestro para algunos, pero os aseguro que me considero siempre alumno de Tod@s. Gracias por vuestras enseñanzas.

Nada más. El maestro termina así su tarea y se retira a su interior un tiempo. Luego meditará y atenderá al nuevo camino por el que desea seguir su vida.

Abrazos desde el corazón y hasta siempre.



7 sept. 2013

Nestor Palmetti: alimentación viva y salud

Este video del gran nutricionista Nestor Palmetti resume maravillosamente los 'porqué' de una correcta alimentación. Os aconsejo que presteis atención, especialmente, a sus palabras en el minuto 30; en él da una explicación excelente sobre la relación conciencia-alimentación. Es verdad que aún no queremos darnos cuenta de lo que supone una alimentación consciente para nuestra vida. Disfrutadlo. 


video

En este enlace podeis encontrar sus libros como autor:

Plato combinado 12

Variado plato combinado para degustar: unos fideos de arroz como alternativa a los tradicionales de trigo, una ensalada de aguacate como grasa saludable, unos azukis cocidos y saltados con ajo y algas; finalmente unas hojas de apio en salteado corto. A disfrutar el menú. 


Fideos de arroz con tamari y cebolla
Ensalada de aguacate, lechuga y pepino
Azukis con ajo y nori
Hojas de apio en salteado corto

Plato combinado 11

Plato nuevo: unos makisuhis (aquí), ensalada de algas (aquí), salteado de brotes de soja con tamari y una ricas tortas de pan de centeno (aquí). Con esto menú va uno bien alimentado, os lo aseguro. Disfrutadlo. 


Sushi macrobiótico
Salteado de brotes de soja con tamari
Ensalada agridulce de algas
Crackers de centeno

Victor Truviano: vivir sin alimentos

¿Es posible vivir sin alimentarse? ¿Existen seres humanos que no lleven a cabo esta actividad esencial? Os presento a Victor Truviano, el cual lleva más de 3 años sin tomar nada sólido o beber líquido alguno. En esta entrevista nos explica como su manifestación en la vida no requiere de ese acto tan importante. No estoy diciendo que debamos hacer lo que él, simplemente que veamos que existen personas que trancienden la necesidad de ingerir alimentos: son los llamados seres pránicos o también autótrofos.

video

Potaje de azukis con setas y cebolla

El azuki es una legumbre que nos viene regalada por la gastronomía oriental. Su forma es de pequeña judía, color rojizo y en muchos lugares se le denomina tambien 'soja roja'. Tiene un ligero toque dulzón, posee poca grasa y es de más fácil digestión que el resto de judías. Con ella podemos elaborar infinidad de platos, pero en esta ocasión vamos a preparar un guiso con cebolla y setas. Espero que os guste. 


Ingredientes:

150 gramos de azukis
2 litros de agua (8 vasos)
5 setas shiitakes deshidratadas
10-15 setas Cha Shu Gu deshidratadas
½ cebolla grande
1 pizca de eneldo
1 pizca de curry
1 pizca de comino
1 pizca de pimentón dulce
Salsa de tamari o soja
Aceite de oliva de alta calidad
Sal no refinada

Dejamos los 150 gramos de azukis 12 horas en remojo. Escurrimos y reservamos.
Dejamos las setas 2 horas en remojo, las lavamos posteriormente, cortamos y reservamos.
Cortamos la cebolla finamente, dorándola en aceite junto a las setas. Salamos durante el proceso.
Posteriormente preparamos una olla con el azuki, el salteado de cebolla y setas, los 2 litros de agua, las especias, un chorreón de tamari y sal a gusto.
Ponemos a fuego vivo y cuando rompa a hervir dejamos 70-80 minutos de cocción. 
Cuando estén tiernas las legumbres estarán listas para servir.

Plato combinado 10

Veamos el menú de hoy: un salteado de brócoli y tempeh, un poco de quinoa cocida saltada con anacardos y unas endivias a la plancha con puré de sésamo. Bastante rico ¿no? :)


Salteado de cebolla, brócoli y tempeh
Quinoa con anacardos y levadura de cerveza
Endivias a la plancha con puré de sésamo tostado

Sushi macrobiótico

Hace tiempo realicé un paso a paso para hacer sushi (aquí). En esta ocasión quiero presentar la versión macrobiótica-vegana de estos riquísimos makisushis. Se han cambiado cosas como el arroz blanco por el integral, los condimentos del interior o el azúcar por el sirope de ágave. El resultado de esta receta es de 10. Probadlo y me diréis.  :)


Ingredientes

Para el arroz:
300 gramos de arroz integral
1 cucharadita de sal no refinada


Relleno del sushi
:

4-5 láminas de alga nori
2 cucharadas de semillas de sésamo
1 aguacate maduro
½  pepino
½  zanahoria
Mostaza molida


Sushi-zu o vinagreta para el arroz:
3 cucharadas de vinagre de arroz
2 cucharadas de sirope de agave
1 cucharadita de agua
1 pizca de sal


Para la salsa de los sushis:
Salsa de soja o tamari
Semillas secas de pimienta cayena


I. Ponemos el arroz en un escurridor e introducimos dentro de un recipiente amplio con agua. Empezamos a lavar bien, removiendo los granos con la mano para ir quitando todo el almidón sobrante. Removemos el agua turbia que va quedando y repetimos el proceso hasta obtener un agua clara (unas 7-8 veces).
II. Ponemos a hervir el arroz con una cucharadita de sal, el doble de agua y bien tapado. Cuando rompa a hervir, ponemos a fuego bajo y dejamos que se haga lentamente hasta que se evapore el agua.
III. Extendemos el arroz integral hervido en una superficie amplia para que aire y se enfrié. Tras 10-15 minutos de reposo añadiremos el sushi-zu, bien mezclado, sobre el arroz y removeremos todo muy bien.
IV. Ahora cortaremos los ingredientes de relleno en tiras largas y también tostaremos un par de cucharadas colmadas de semillas de sésamo. Reservamos todo.
V. Sobre la esterilla de hacer sushi, la cual cubriremos con un film transparente para no ensuciarla, ponemos una hoja de alga nori (con las vetas en la misma dirección que el bambú de la esterilla) y extendemos bien el arroz (no una capa muy gruesa), dejando libres los extremos superior e inferior del alga -un espacio de 1 cm- para que cierre bien luego.
VI. Estos extremos los humedecemos con agua para que se unan bien al enrollarlo todo. Un poco más arriba de la mitad del alga ponemos las verduras de forma horizontal. Sobre ellas esparcimos un poco de mostaza molida y sobre la superficie del arroz unas cuantas semillas a gusto de sésamo tostado. Comenzamos a enrollar todo apretando bien la esterilla.
VII. Cuando esté listo el rollo lo sacamos de la esterilla y cortamos por la mitad con un cuchillo bien afilado. Cortar posteriormente cada mitad en su mitad. Obtendremos así 8 piezas de cada hoja de alga. Debemos usar un buen cuchillo que corte perfectamente.
VIII. Servimos las piezas junto a un poco de salsa de soja o tamari; si preferimos que pique añadimos unas semillitas de pimienta cayena a la salsa. También podemos optar por el tradicional wasabi.

6 sept. 2013

Plato combinado 9

Plato combinado el de hoy bien cargado y variado: unas papitas pequeñas cocidas con piel (aquí) y aliñadas con tamari, un salteado largo de calabacín y cebolla con cúrcuma, unas habichuelas verdes cocidas y un poco de amaranto (aquí). Más sano y nutritivo imposible. Disfrutadlo.  :)


Papas cocidas con piel en tamari
Habichuelas verdes cocidas
Salteado de calabacín y cebolla con cúrcuma
Amaranto en cocción básica

4 sept. 2013

Amaranto en cocción básica

Presentamos hoy un cereal (o más bien pseudo-cereal) de increible calidad protéica. Para todos aquellos veganos o vegetarianos que tengan dudas de donde obtener sus proteinas diarías ya no tienen excusas. El amaranto tiene mayor cantidad protéica que cualquier otro cereal y de un altísimo valor biológico (más aprovechables por nuestro organismo). 



Debemos dejar claro esto, pues como ya se vió en el mito de las proteinas al organismo le interesa principalemnte obtener los aminoácidos esenciales que el no puede fabricar. Y aquí la carne animal ofrece unos niveles muy normalitos y a la altura de la mayoría de cereales (como el trigo, por ejemplo). Por tanto, no hay necesidad de matar para obtener esos aminoácidos esenciales, pues puedes sacarlos -incluso en mayor cantidad y calidad- del reino vegetal. ¡Sólo es cuestión de querer investigar!

Concretamente el amaranto (u otro pseudo-cereal como la quinoa) ofrecen niveles de aprovechamiento muy por encima de la carne animal, así que no nos sigan viniendo con más 'tontás' de que comer cadáveres te ofrece mejor calidad proteica que las verduras. 

Dejo un dato: el alimento que ofrece la mayor calidad protéica, y a la vez altísimamente aprovechable por nuestro organismo, es el huevo.


Ingredientes:

1 medida de amaranto
3 medidas de agua
Sal no refinada


Ponemos a fuego vivo el agua junto al amaranto y un poco de sal. Cuando rompe a hervir bajamos al mínimo el fuego y dejamos tapado para que se cueza lentamente. En unos 15-20 minutos estará bien cocido y listo para servir.